Fritas cerámicas y pigmentos colorantes, el lema es: ¡NO MEZCLAR LOS COLORES!

confezionatrice verticale fritte e coloranti

Se deben adoptar diferentes soluciones en nuestras envasadoras para obtener este resultado:

1. Superficies lisas con detalles perfectamente unidos entre sí, para evitar posibles fenómenos de retención de producto.
2. Inyectores para insuflado de aire comprimido en los diferentes componentes del sistema de pesaje, como bridas de conexión, cesta de pesaje, mecanismos de palancas, tolva de descarga, compuerta intermedia, etc. Todo ello para eliminar los posibles residuos del trabajo.
3. Sistemas de autolavado mediante inyectores de agua a gran presión, colocados en los distintos canales de paso del producto. Las aguas que se generan se transportan, mediante el boca-saco, al interior de un tubo de descarga y, a continuación, se evacuan. Posibilidad de secar las diferentes partes en contacto, después del lavado, mediante la introducción de aire caliente seco.
4. Accesibilidad total a los diferentes componentes que forman el sistema de dosificación, ya sean transportadores de tornillo sin fin, cintas dosificadoras o alimentadores por gravedad.
5. Tratamiento de las superficies en contacto con los productos, para evitar que se peguen y reducir los efectos de la abrasión. En este caso se cubre desde la pulimentación de las paredes de las tolvas, hasta el tratamiento de los tornillos sin fin dosificadores mediante un proceso de pasivación, el tratamiento de las chapas mediante teflonado (adhesivo, pulverizado o con procedimiento termoplástico), el revestimiento con placas de alúmina, o hasta la realización de las paredes de contención con materiales plásticos (tecnopolímeros) con bajo coeficiente de fricción.
6. A la facilidad de acceso a los diferentes componentes de pesaje se añade la gran facilidad de desmontaje del cono de descarga que, en pocos segundos, puede desmontarse para permitir una insuperable facilidad de limpieza.