Para poder intervenir en plazos muy cortos, la empresa dispone de un surtido almacén de recambios (el 98% de las piezas de recambio está en stock) que entrega mediante mensajero o directamente con su equipo técnico.